COMUNICAR EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS


Diferencia entre oportunismo y oportunidad en un momento donde toca hacer lo imposible y decir lo menos posible


[ 20 Marzo › 2020 ] • Ante una situación sin precedentes, al único manual al que uno puede recurrir es al de la intuición. No hay fórmulas para comunicar en tiempos de coronavirus, sin embargo sí hay quienes han sabido cómo hacerlo desde el principio. Late Motiv o Lo de Évole son programas de televisión, también marcas, que ante una situación inesperada han optado por la naturalidad. La sobreactuación no es buena estrategia de comunicación en este momento, al contrario. Por ello, encuentro reseñable ese despojo de artificio que está empatizando con su audiencia a otro nivel mucho más cercano y honesto. Con respecto a la publicidad, es posible que muchos anunciantes y agencias hayan querido reaccionar a tiempo puede que con excesiva inmediatez. Observamos un aluvión de spots cuyo único propósito es figurar. Y no está mal que las marcas también quieran jugar su papel en estas circunstancias. Pero habría que detenerse a reflexionar sobre la diferencia entre oportunismo y oportunidad.
Ahora no es momento de decir. Ahora es tiempo de hacer. Las personas están ansiosas por encontrar respuestas en sus referentes. Las marcas se encuentran ante una oportunidad única para dar un paso al frente. Para dejar a un lado las apariencias y redirigir sus recursos hacia una primera línea de acción social como está ocurriendo en algunos casos. Malgastar inversión en una comunicación vacua durante la crisis será cuanto menos equivocado. Cualquier entidad que desee contribuir deberá llevarlo a cabo sin más. Hacer lo imposible y decir lo menos posible. Con esa intuición una marca revelará su auténtico valor y verdadera razón de ser.